muyX.com X Relatos Eróticos X Chúpame la Polla

www.muyX.com

Relato Erótico: Chúpame la Polla

...Chúpame la polla deliciosa criatura. Chúpamela con ansia...

Chúpame la polla deliciosa criatura. Chúpamela con ansia, la misma que te tengo desde que te vi aparecer por clase.

Chúpame la polla deliciosa criatura. Deja de mirar como si de verdad te interesara la clase. Sé tanto de derecho, del tribunal constitucional, de leyes orgánicas y ordinarias, que te susurraré la constitución entera si hace falta a cada lamentón que tú me des.

Chúpame la polla deliciosa criatura. Deja de tocarte el pelo de esa manera, no soporto ver como tus dedos se deslizan dentro de tu cabello, llegan hasta tu cuello, y se detienen en tu nuca como si nada. Puedo oler tu pelo cada mañana, cada vez que lo acaricias y deseo morderte la nuca y la cabeza hasta que tus ojos se queden en blanco.

Chúpame la polla deliciosa criatura. No tosas distraída como si no pasara nada y déjame humedecer tu garganta con mi semen. Abre bien la boca y traga gustosa que calmara tu tos y alimentara tu deseo.

Chúpame la polla deliciosa criatura. Deja de acercarte a mí para preguntarme cosas que no logro escuchar, porque mi mente esta presa imaginando tus pezones rosados y duros bajo unas blusas de pronunciado escote que sueles ponerte para torturarme.

Chúpame la polla deliciosa criatura. Deja de oler a café caliente, a pan recién hecho, a bollito tierno. Intenta no acercarte de esa manera a mirar lo que escribo, mientras tu mano me roza inconsciente de calambre que recorre mi columna.

Chúpame la polla deliciosa criatura. Deja de darme tu móvil y pedirme el mío con la excusa de necesitar algo, o no pararé de llamarte día y noche suplicándole a tu boca que venga hasta mi casa y busque mi entrepierna.

Chúpame la polla deliciosa criatura. Deja de decir que podíamos venir antes y tomar un café para repasar la clase que nos toca. Deja de pedir tiempo a solas conmigo porque mi pobre polla se endurece y deja caer unas gotitas dentro de su cárcel de algodón.

Chúpame la polla deliciosa criatura. Intenta por favor que tu boca no me apetezca tango, que tus labios no se dibujen carnosos y brillantes. Deja de morder el lápiz y sacarme la lengua cuando hago una pregunta,

Chúpame la polla deliciosa criatura. Deja de llamarme listillo. Has de saber que es el quinto año que me presento a las mismas oposiciones y que me sé el temario ya de carrerilla. Mas déjame decirte que no puedo más, que necesito que me la chupes ya. Que si esto sigue así, lo dejare todo y no volveré a clase jamás mientras tú no desaparezcas, que lo único que deseo en cada momento desde el día en que me dijiste puedo sentarme aquí, aquí a mi lado, es en introducirme en tu boca y dejar que tu lengua me chupe lentamente de arriba abajo. Cerrar los ojos y comprobar que a pesar del tamaño te cabe entera en la boca, que tu aliento es el mas cálido del mundo, que te humedeces a cada embestida, que me succionas los huevos como si te fuera la vida en ello y que tu lengua se trasforma en cóncava para albergar mi semen, que cuando me corra no dejes escapar una sola gota y que te vuelvas loca chupándome la polla.

Suena el timbre de final de clase.

Mario, te has quedado alelado, Mario, por cierto, ¿por qué no vienes a casa esta tarde y me ayudas con los artículos 62 1 y 63 2? Ah! y ya veremos si te chupo la polla.

Lo

el placer de ser leída