muyX.com X Relatos Eróticos X Mazmorra BDSM

www.muyX.com

Relato Erótico: Mazmorra (recopilación BDSM)

...La mazmorra fue fundada para invitarte a plasmar tus fantasías oscuras...

Imágenes de la mazmorra 1

- Despierta... Zorra...
Mis muñecas me duelen, voy volviendo lentamente a la realidad.
Entre las sombras voy vislumbrando una silueta, intento moverme, no puedo, reflexiono, siento, mis muñecas están esposadas a la cabecera de la cama, mis tobillos mantienen mis piernas separadas con otros correajes.
Au! un golpe en la cadera me hace terminar de despertar.
- Quiero que veas perfectamente lo que voy a hacer con tu cuerpo.
Me agarra los pechos con fuerza y me los muerde.
- Me he despertado caliente, y como buena sierva vas a procurarme el placer que necesito.
- Si, Amo... - mis palabras apenas salen de mi boca entre gemidos

Imágenes de la mazmorra 2

Voy con las prisas arriba, abajo, poniéndome wapísima para salir esta noche. Tengo cena de empresa y como buena mujer presumida me preparo.
RiiinG, riiinG !!! Miro el móvil, mi Señor... Me siento, abro las piernas como a él le gusta que le reciba.
- Su sierva está a su merced.
- ¿Cómo va todo? ¿Estás lista para salir?
- Estoy en ello, de todos modos me queda un rato hasta la hora de marcharme.
- ¿Llevas falda?
- Sí, mi Amo.
- Quiero que vayas sin bragas, hoy no hace demasiado frío y tu coño también tiene derecho de disfrutar del paseo. Además quiero que vayas con las bolas dentro. ¿Es posible pasarte a ver antes de que te marches?
- Brevemente Amo.

Estoy ya lista para salir cuando aparece ante mi puerta, le indico que voy justa de tiempo.
- Puta, yo decidiré el tiempo que tienes que dedicar a cada cosa. Ponte en posición para que te pase revista: Abre las piernas y súbete la falda. - Se queda deleitándose con mi coño muy bien depilado, pasa su mano por él para notar su suavidad, juguetea con el hilo de las bolas. - Pon las manos sobre la pared e inclínate hacia delante, así me gusta mi perra. - Se inclina para llegar a poder lamer mi coño, me estremezco, pero no me atrevo a gemir, eso supondría un castigo.
- Quiero que te vayas con el culo caliente para que me recuerdes toda la noche, que no se te olvide tu posición de puta.- Me lleva a mi cuarto y encadena mis manos en alto, en mi rincón de castigo. Toma su fusta y empieza a azotarme, mientras me pide que cuente los azotes. - No quiero oír ni una queja, si no te azotaré más fuerte.
Resisto los 20 primeros con valor, pero el 21 me pilla de sorpresa al ser algo más fuerte y de mi boca escapa un gemido. - Calla puta! - el 22 es algo más fuerte y vuelvo a quejarme, el 23 empieza a ser un infierno y no puedo evitar retirarme, me agarra con fuerza y me da dos azotes más de los que empiezo a gimotear.
- Creo que tu culo ya está bastante caliente como para que no te olvides de quien manda. - Dicho esto me desata con ternura, me abraza y me besa con mucho cariño, aliviando con el calor de sus manos el dolor.
- Pásalo bien mi puta.

Imágenes de la mazmorra 3

Estoy en el trabajo, en mi escritorio, con mi ordenador, pasando bases de datos. Al otro lado del despacho estás tú, tratando con clientes, siempre tan impecable, tu traje, tu sonrisa. Me pones caliente y lo sabes.
Mientras estás al teléfono buscas mi mirada y me sonríes, yo te devuelvo la sonrisa e intento concentrarme en mis quehaceres.

- ¿ Hoy será el día que cenes conmigo ? No sé porque me evitas siempre cuando te invito a salir. - Me excito cuando te tengo cerca, pero no puedo salir contigo... Tengo demasiadas ganas de ti y luego no podríamos... ¿Cómo te lo explicaría?

Es sábado y salgo con las amigas a tomar algo y a bailar. Algo de salsa, me dejo llevar por algún cubano que me dé algunas vueltas.
De pronto, no sé cómo estoy entre tus brazos, ¿qué demonios haces aquí? Me siento invadida, pero te deseo.
- Ahora, ya no te puedes escapar. - Me manejas bailando perfectamente. Nuestros cuerpos se acercan peligrosamente, tu aliento en mi nuca.
Cambia el ritmo de la música y aprovecho para beber algo y ausentarme al baño. Mi respiración está alterada.
Salgo del baño y me vuelves a meter, me esperabas tras la puerta a traición. Me besas y aprietas contra ti, con toda la pasión contenida, yo no me resisto. Tus manos buscan paso por debajo de mi falda y de pronto te separas de mí con cara de sorprendido. Yo me pongo muy roja.
- ¿ Qué demonios... ? - Te agachas e intentas subir mi falda. Yo la sujeto, intentando que no lo hagas. Me agarras de las manos y me miras a los ojos. - Por favor...
Te dejo hacer...

Mazmorra BDSM
- ¿Por qué rayos llevas esto? - Me dices riéndote, yo muy roja, sin saber qué decir.

Imágenes de la mazmorra 4

Un bofetón cruza mi cara, no he sabido morder mi lengua y mi impertinencia ha sido respondida al momento.
Me tira en la cama con agresividad, me ata mirando boca abajo, y en primer lugar me azota con fuerza.
- ¿ Quién demonios te crees que eres para contestarme así puta ? las vacaciones te han sentado mal y te has vuelto una deslenguada. Pero eso vamos a corregirlo rápido. - Me obliga a sacar la lengua y me la pinza. - Eso para que aprendas a usarla bien. - Noto que pone algunas pinzas en mi coño, me resisto, odio las pinzas y me da un azote fuerte. - Si te gustara el castigo no ibas a aprender zorra, así que más vale que te estés quieta o será mucho peor. - Me gustaría apretar los dientes, pero la pinza me impide si kiera acomodarlos porque eso daría más presión a la pinza y no me gusta, mi boca salivea y se derrama.
- Ahora te vas a kedar ahí hasta que yo me corra, mirando como me masturbo, sin derecho a tocarme. - Al rato se levanta y se corre sobre mi cara, derramándose por donde kiere. - Toma el premio que te hará aprender mi puta.
Me retira todas las pinzas y los correajes y me ayuda a ponerme de rodillas en el suelo frente a él.
- Agradece a tu Amo el castigo que se te ha concedido. - Humildemente agacho la cabeza y doy las gracias por el castigo que me hará ser mejor sierva.

Me levanta con cuidado.
- Estoy orgulloso de ti. - Todo el castigo merece la pena entonces. Me siento eufórica. Se humedece la mano y acaricia las zonas resentidas. - Si te sigue doliendo te acordarás de mí y me harás feliz.

Xara_Croft